La teoría del color en decoración

Si se ha decidido a pintar pero no sabe por dónde empezar ni qué colores elegir para conseguir un ambiente sereno pero no aburrido, u otro vibrante pero no vulgar, necesita conocer los rudimentos básicos del color.


Rueda de Color Básica: El lenguaje del color

Los colores puros no son, probablemente, los que más le apetezcan para decorar su casa. Pero estos colores puros, o primarios, que son el rojo, azul y amarillo son importantes ya que, a partir de ellos, se constituyen los demás colores, según la cantidad de cada uno que ponga en la mezcla.
Los colores secundarios resultan de combinar los colores primarios entre sí:

Amarillo + rojo = naranja
Amarillo + azul = verde
Rojo + azul = violeta

 

Los colores intermedios resultan de mezclar un color primario y un secundario. En la Rueda de Color Básica hay seis colores intermedios:

Rojo + violeta
Amarillo + verde
Azul + verde
Azul + violeta
Rojo + violeta
Rojo + naranja
Amarillo + naranja

Mezclas de tonos similares


Emplee tonalidades e intensidades similares para mezclar colores diferentes. Es decir, mezcle colores claros con claros y colores oscuros con oscuros, ya que combinan porque comparten un tono común. Cuando mezcla tonos fuertemente contrastados en un mismo ambiente (por ejemplo, muebles verde oscuro en un cuarto blanco), la vista salta de un color a otro y el efecto puede no ser armonioso ni agradable. Como la tonalidad, la intensidad es un factor unificador. Este truco de combinar colores diferentes de intensidades similares es tan eficaz con colores opuestos como anejos en la Rueda de Color.



Evite la uniformidad

De todas formas, aplicar todos los tonos e intensidades idénticos no es siempre deseable, porque tanta uniformidad puede aburrir. Así que, en un ambiente dominado por los tonos claros, incluya algunos oscuros. O en una habitación de colores poco intensos, sorprenda con algún detalle de color vivo.

 

Medidas desproporcionadas

Otro consejo es que utilice los colores en cantidades desiguales. Si aplica dos colores en la misma cantidad en un ambiente, ambos lucharán por captar la atención. Por ejemplo, un cuarto en verde con pequeños detalles en violeta y coral resulta armonioso. Pero si en ese mismo cuarto aplica igual cantidad de verde, violeta y coral, resultaría una mezcla agobiante. El secreto es que un color domine y los otros complementen.



Lugares estratégicos

Dónde aplica los colores en una habitación es tan importante como en qué proporción lo hace. Pensemos en un rosa y un verde pastel en dos ambientes distintos: Un cuarto tiene las paredes verdes y los muebles rosas; el otro tiene las paredes rosas y los muebles verdes. Son los mismos colores, pero los efectos son diferentes.
Las mezclas disparatadas de colores pueden funcionar muy bien si son similares por su tono claro y baja intensidad. Si emplea colores distintos para cada habitación, elija colores de intensidad similar. Así, las habitaciones se diferenciarán sin perder una cierta continuidad y homogeneidad.

 

Y, por supuesto, en DIMAC SL. trabajamos todas las marcas: Titán, Duraval, Procolor, Bruguer, Valentine, además de nuestra marca propia.

 

Volver a la página principal de Pintura.